Bronquiolitis: a quién afectan y cómo prevenirlas y tratarlas

person Publicado por: Administrador Onlyfarma En: comment Comentario: 0 favorite Vistas: 72

Desde que empieza el otoño y viene el frío (de octubre hasta marzo) nos llegan a la farmacia muchos niños precisando tratamiento y consejo para la bronquiolitis. Precisamente este año se han visto incrementados los casos de esta enfermedad respiratoria que afecta a los más pequeños de la casa.

Seguro que os ha llegado información sobre esta enfermedad por algún vecino, sobrino o hijo de algún amigo que ha tenido una bronquiolitis o, incluso, ha sido ingresado por esta patología en el hospital unos días.

Hoy en Onlyfarma hablaremos sobre esta enfermedad respiratoria que en los adultos no tiene gran complicación y cursa como un resfriado común. Sin embargo, en los más pequeños el virus no se aloja en la nariz y la garganta, sino que baja hasta los pulmones donde se produce una inflamación y obstrucción de los bronquios. Además esta patología en los niños puede tener complicaciones de tos y dificultad respiratoria por lo que es importante detectar cuáles son los síntomas de alarma y saber cuándo es importante acudir a un médico.

¿Qué es la bronquiolitis?

La bronquiolitis es una infección de los pulmones y del aparato respiratorio del niño, por lo general menor de 2 años, que puede ser causada por varias clases de virus. El más frecuente es el denominado Virus Respiratorio Sincitial, conocido comúnmente por sus siglas VRS. Otros virus menos frecuentes son el virus de la gripe, parainfluenza, adenovirus y metapneumovirus. La enfermedad afecta a los bronquios, fundamentalmente a los más finos.

En los menores de dos años puede suceder que las paredes del bronquio se inflamen, se llenan de moco y no se consigue realizar un correcto intercambio gaseoso, por lo que habrá algunos niños que precisen oxígeno para recuperarse.

Cada año, un 33% de los lactantes padecerán una bronquiolitis.

Entre el 7 y el 14% de los niños menores de 12 meses precisarán hospitalización.

En los países más desarrollados, como España, la mortalidad por bronquiolitis está por debajo del 1%.

¿A quién afecta fundamentalmente la bronquiolitis?

Esta enfermedad afecta principalmente a los niños menores de 2 años, con un pico máximo entre los 2 y los 6 meses.

Esta patología es especialmente peligrosa en los menores de 6 meses, niños prematuros, con inmunodefeciencia, con enfermedad pulmonar crónica o con cardiopatía congénita.

Otros factores de riesgo que pueden propiciar el desarrollo de bronquiolitis en niños pequeños son:

  • Niños que vayan a centros escolares (escuelas infantiles o guarderías).
  • Que haya en la familia hermanos mayores que se infecten con frecuencia de virus estacionales.
  • Niños de sexo masculino.
  • Pequeños sometidos a tabaquismo pasivo.
  • Bebés que hayan sido expuestos al tabaco durante su gestación.

Signos de alarma de la bronquiolitis

A menudo podemos preguntarnos cómo detectar si el simple catarro de nuestro pequeño se está conviertiendo en una bronquiolitis. Para ello resumiremos algunos signos de alarma que pueden alertar de que el resfriado se está complicando y puede derivar en una bronquiolitis:

  • Cuando el pequeño tenga dificultad respiratoria. Por ejemplo si el niño respira de manera agitada, parecido a como respira un perrito. Se aconseja descubrirle las capas de ropa del tronco y observar el pecho descubierto cuando respire. Si cuando toma aire se hunden las costillas y se levanta el abdomen, es una señal de que los pulmones no son capaces de llenarse y vaciarse por sí solos.
  • El niño come poco (menos de la mitad de lo que suele ingerir) y rechaza las tomas.
  • El bebé se encuentra decaído, apático, pálido y sudoroso.
  • El lactante presenta tos continuada, que no le deja descansar e incluso le hace vomitar en ocasiones.

Tratamiento bronquiolitis

La bronquiolitis no se trata con antibióticos porque al tratarse de una infección de origen vírica los antibióticos no van a tener cabida como opción de tratamiento.

Tan solo serán prescritos los antibióticos por un pediatra en casos de complicaciones por sobrecrecimiento bacteriano y complicación de bronquiolitis.

En aquellos caos en los que nuestro pequeño esté acatarrado lo único que podemos y debemos hacer es evitar complicaciones realizando lavados nasales para aliviar la congestión y mantener al pequeño bien hidratado en todo momento.

Si vuestro pequeño ha sufrido de bebé una bronquiolitis aconsejamos prestar atención en los siguientes catarros por si vuelve a manifestar tos intensa, sibilancias o dificultad respiratoria porque pueden ser síntomas de alarma de otra bronquiolitis o asma.

Medidas eficaces para prevenir la bronquiolitis

Es importante tomar medidas para evitar contraer bronquilitis, como lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar, y evitar el contacto cercano con personas que puedan estar enfermas. También es recomendable evitar la exposición al humo del tabaco y a otras sustancias irritantes.

Si tienes un bebé menor de 6 meses y algún miembro de la familia está acatarrado, no lo acerques a él. Recuerda que en los adultos estos virus se comportan como un resfriado común, pero al lactante le pueden jugar una mala pasada.

Además de realizar los tratamientos indicados por el especialista, también hay otras cosas que puedes hacer para aliviar los síntomas de la bronquilitis y mejorar tu salud en general. Por ejemplo:

  • Beber mucha agua: el agua ayuda a mantenerte hidratado y a eliminar la flema de tus pulmones.
  • Mantener una buena higiene: lavarte las manos con frecuencia y cubrirte la boca y la nariz al toser o estornudar puede ayudar a prevenir la propagación de las infecciones.
  • Evitar el humo del tabaco: el humo del tabaco puede irritar los bronquios y empeorar la bronquilitis. Si fumas, es importante que trates de dejar de fumar para mejorar tu salud en general. Si necesitan consejo y ayudas para dejar de fumar les aconsejamos que lean el artículo <Consejos para dejar de fumar> y que visiten a un especialista si necesitan algún consejo o recomendación más específico para dejar de fumar.
  • Evitar el contacto con personas enfermas: evitar el contacto cercano con personas que puedan estar enfermas puede ayudar a prevenir la propagación de las infecciones.
  • Realizar ejercicio regularmente: hacer ejercicio regularmente puede ayudar a fortalecer tus pulmones y mejorar tu capacidad para respirar.

Si crees que puedes tener bronquiolitis, es importante que consultes a un médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados. El tratamiento temprano puede ayudar a reducir los síntomas y prevenir complicaciones más graves.

En resumen, la bronquiolitis es una inflamación de los bronquios que puede causar síntomas como tos con flema, dificultad para respirar y dolor en el pecho. Se debe a infecciones respiratorias o la exposición a sustancias irritantes en el aire. Es importante consultar a un médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados, y tomar medidas para evitar contraer la enfermedad.

En conclusión, la mejor manera de evitar complicaciones de bronquiolitis en nuestros pequeños es prevenirlas tomando suficientes medidas de higiene y evitar contactos de los niños más pequeños con gente enferma. Por otro lado, el tratamiento temprano puede ayudar a reducir los síntomas y prevenir complicaciones más graves por lo que aconsejamos visitar a un médico si se presentan los síntomas de alarma descritos con anterioridad.

Desde Onlyfarma esperamos que este artículo os haya sido útil, recordad que siempre estamos disponibles para resolver cualquier duda o pregunta acerca de la salud y prevención de las enfermedades respiratorias través de nuestro whatsapp o teléfono.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

He leído y acepto los términos de la política de privacidad.
Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
Tu configuración de cookies

Esta tienda te pide que aceptes cookies para fines de rendimiento, redes sociales y publicidad. Las redes sociales y las cookies publicitarias de terceros se utilizan para ofrecerte funciones de redes sociales y anuncios personalizados. ¿Aceptas estas cookies y el procesamiento de datos personales involucrados?

Cookies necesarias
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
PHP_SESSID onlyfarma.com Esta cookie es nativa de PHP y permite a los sitios web almacenar datos de estado serializados. Se utiliza para establecer una sesión de usuario y para pasar datos de estado a través de una cookie temporal, que comúnmente se conoce como cookie de sesión. Sesión
PrestaShop-# onlyfarma.com Esta cookie permite conservar abiertas las sesiones del usuario durante su visita y le permite pasar un pedido o toda una serie de funcionamientos como: fecha de adición de la cookie, idioma seleccionado, divisa utilizada, última categoría de producto visitado, productos recientemente vistos, acuerdo de utilización de servicios del sitio, identificador del cliente, identificador de conexión, apellido, nombre, estado conectado, su contraseña cifrada, e-mail relacionado con la cuenta del cliente y el identificador del carrito. 480 horas
Cookies de preferencias
Las cookies de preferencias permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.
Content not available