Varicela y Herpes zoster: la mejor prevención gracias a sus vacunas

En: comment Comentario: 0 favorite Vistas: 56

Seguramente recordéis la varicela, ese virus tan frecuente que afectaba a los niños caracterizado por la aparición en el tronco y extremidades de algunas lesiones de tipo sarpullido con un intenso picor, acompañado a veces de fiebre y cansancio. Esas lesiones además como picaban tanto si se rascaban y se manipulaban sus costras se podían quedar unas marcas o cicatrices que se siguen observando cuando nos hacemos adultos.

Hoy en día la varicela zoster (el virus que provoca la varicela tal y como la conocemos) tiene una vacuna que se administra a los niños a los 15 meses a y los 4 años de edad. Gracias a esta vacuna ya no se sufre dicho virus en los niños ni se quedan esas marcas tan poco estéticas que algunos adultos siguen teniendo en su piel.

Hoy en Onlyfarma hablaremos de la importancia de estas vacunas y de los efectos y complicaciones que puede tener la varicela y el herpes zoster.

¿Qué es la varicela?

La varicela es una enfermedad infecciosa vírica muy contagiosa que se transmite a través de la saliva (al estornudar, toser o hablar) o a través de las lesiones en la piel producidas por la enfermedad.

Los síntomas más habituales son:

  • Fiebre.
  • Sarpullido que genera mucho picor; estos granitos después se convertirán en vesículas que se llenarán de líquido.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio.

varicela-fases

Una vez resuelta la infección, el virus permanece en las fibras nerviosas del cuerpo, generalmente sin producir síntomas. A lo largo de la vida, ante diferentes circunstancias desencadenantes, este virus se puede volver a manifestar causando la enfermedad del herpes zóster.

La varicela puede ser grave, especialmente en los bebés, los adolescentes, los adultos y las personas con el sistema inmunitario debilitado. En estos grupos de población puede haber algunas complicaciones entre las que destacan:

  • Neumonía.
  • Infección o inflamación cerebral: ataxia cerebelosa, encefalitis.
  • Infecciones del torrente sanguíneo: septicemia.
  • Problemas de sangrado.
  • Infecciones del torrente sanguíneo.

Debido a la gravedad de estas complicaciones, las personas afectadas requerirán su hospitalización y en algunos casos pueden causar su muerte.

Prevención de la varicela

La medida preventiva más eficaz contra la varicela es mediante la aplicación de su vacuna.

Algunas de las ventajas más importantes de esta vacuna son:

  • Prevención de complicaciones del virus de la varicela, especialmente en grupos de alto riesgo.
  • Efecto de inmunidad colectiva: lo que significa que cuando una gran proporción de la población está vacunada, se reduce la propagación del virus, protegiendo así a aquellos que no pueden recibir la vacuna debido a condiciones médicas.
  • Reducción de Costes en Atención Médica: Evitar la varicela mediante la vacunación no solo beneficia a las personas al prevenir enfermedades y complicaciones, sino que también reduce la carga financiera en los sistemas de atención médica al disminuir la necesidad de tratamiento de enfermedades prevenibles.

Se recomienda aplicar dos dosis esta vacuna: la primera a los 15 meses de edad y la siguiente a los 4 años.

En aquellas personas que no se haya recibido dicha vacuna en las edades anteriores o que no hayan pasado la enfermedad, se recomienda su vacunación con dos dosis de vacuna separadas 4 semanas.

Esta vacuna solo está contraindicada en el embarazo o en situaciones determinadas de inmunosupresión. Para ello, el personal sanitario indicará cuando se recomienda aplicar la vacuna.

Afortundamente, hoy en día son muy poco frecuentes las muertes por varicela y si se dan suelen ser en niños o adultos no vacunados.

¿Qué es el herpes zoster?

El herpes zóster (HZ), también conocido coloquialmente como “culebrilla”, es una enfermedad frecuente, especialmente en personas mayores de 50 años, generada por la reactivación del virus varicela zóster (VVZ), el mismo que causa la varicela.

Se estima que el 30% de las personas padecerán la enfermedad a lo largo de la vida, llegando al 50% en personas mayores de 85 años.

Como hemos comentado anteriormente, generalmente en la infancia cuando se contrae la infección por varicela, una vez que nos recuperamos de su infección, este virus permanece acantonado (inactivo) en las fibras nerviosas de nuestro cuerpo.

Si se produce una bajada de defensas de nuestro sistema inmune por alguna enfermedad, estrés, tratamientos farmacológicos o la propia edad, este virus se puede reactivar y producir el herpes zóster.

Hay que tener cuidado con las personas con herpes zóster, pues pueden transmitir la enfermedad, a través del contacto directo con las lesiones de la piel, a personas que no hayan padecido la varicela o no estén vacunadas.

Los síntomas de esta enfermedad se caracterizan por:

  • Erupción en la piel, con enrojecimiento y aparición de pequeñas vesículas o ampollas.
  • Dolor o picor.
  • Sensación de quemazón: normalmente aparece dos o tres días antes de la aparición de las lesiones de la piel (las erupciones).
  • Aparición de costras: unos 4-5 días más tarde de la aparición de las primeras lesiones.

Las zonas donde suele afectar más el herpes son:

  • Tronco.
  • Zona lumbar: Normalmente suele afectar a un lado de la piel inervada por el nervio afectado por el virus.
  • Menos frecuente en: cabeza, cara y otras zonas del cuerpo.
  • Ojos: herpes zoster oftálmico.
  • Oído: herpes zoster ótico.
  • En casos más raros: meningitis o encefalitis.

herpes-zoster

En estas infecciones, lo normal es que se resuelvan espontáneamente a los 7 días pero a veces pueden aparecer complicaciones por lo que ante la aparición de los primeros síntomas se recomienda acudir al médico para iniciar el tratamiento farmacológico si fuese necesario.

Las complicaciones más frecuentes son la neuralgia postherpética. Esta complicación se caracteriza por presentar un dolor persistente tras la desaparición de las lesiones cutáneas que puede durar más de 3 meses.

La aparición de la neuralgia postherpética, al igual que el herpes zóster, se incrementa con la edad y con determinadas condiciones de riesgo.

Prevención del herpes zoster

La vacuna reduce el riesgo de desarrollar herpes zóster en personas mayores y aquellos con sistemas inmunológicos debilitados.

Para ello disponemos de dos vacunas autorizadas frente al virus del herpes zóster, que reducen la probabilidad de reactivación del virus varicela zóster en el organismo y, por tanto, disminuyen el riesgo de padecer un herpes zóster y la neuropatía postherpética.

En la Comunidad de Madrid, en línea con dichas recomendaciones, en 2022 se incluyó en el calendario sistemático de vacunaciónla vacuna frente a HZ para grupos de riesgo, para personas de 65 y 80 años de edad (cohortes nacidas en 1942 y 1957 respectivamente). En el año 2023 se amplía la vacunación frente a HZ a las personas con edades comprendidas entre los 75 y 80 años de edad. Además se mantiene la indicación de vacunación a personas de 65 años de edad, personas nacidas en 1942 y 1957 pendientes de vacunar y personas con condiciones de riesgo.

En octubre de 2023 se amplían los grupos de riesgo con indicación de vacunación, de acuerdo a las recomendaciones actualizadas aprobadas por la Comisión de Salud Pública, a las personas con antecedente de dos o más episodios de herpes zóster y a personas en tratamiento con otros fármacos inmunomoduladores o inmunosupresores.

Entre las ventajas que podemos tener aplicando esta vacuna destacan:

  • Reducción de Dolor Postherpético: Incluso si alguien desarrolla herpes zóster a pesar de estar vacunado, la vacuna puede ayudar a reducir la gravedad y la duración de la enfermedad, así como el riesgo de dolor postherpético, que es una complicación a largo plazo.
  • Protección de la Calidad de Vida: El herpes zóster y el dolor postherpético pueden afectar significativamente la calidad de vida de una persona. La vacuna ayuda a prevenir estas condiciones y sus impactos negativos.
  • Recomendada para Personas Mayores: La vacuna contra el herpes zóster es especialmente recomendada para adultos mayores, ya que tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad y pueden experimentar complicaciones más graves.

En resumen, las vacunas contra la varicela y el herpes zóster desempeñan un papel crucial en la prevención de estas enfermedades y sus complicaciones asociadas. Además de proteger a las personas vacunadas, contribuyen a la salud pública al reducir la propagación de estas infecciones en la comunidad. Es importante seguir las recomendaciones de los profesionales de la salud y recibir las vacunas apropiadas según la edad y el historial médico individual.

Desde Onlyfarma esperamos que este artículo os haya sido útil, recordad que siempre estamos disponibles para resolver cualquier duda o pregunta acerca de los herpes a través de nuestro whatsapp o teléfono, estaremos encantados de atenderte.

ESCRITO POR:

maría suárez farmacéutica

Licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid.

Colegiada número 21421 del Colegio Farmacéutico de Madrid.

SOBRE MI:

Licenciada en Farmacia desde Marzo 2014, desde el inicio de la carrera he sentido atracción por la atención farmacéutica y ofrecer un trato personalizado al paciente. Asisto regularmente a cursos y formaciones organizados por el COFM, CSIF y la plataforma Mi Farma Formación para estar al día en las últimas tendencias y avances.

Desde el año 2019 formo parte del equipo de Onlyfarma y puedes encontrarme atendiendo a nuestros pacientes en la oficina de farmacia en la Calle Campiña 12 de Madrid.

Estoy entusiasmada por poder ofrecer información y consejos en nuestro blog a pacientes que quieran alcanzar un estilo de vida más saludable, o simplemente conocer más sobre algún tema relacionado con la salud.

Además de mi formación general en farmacia, he desarrollado una especialización en dermofarmacia. Me encanta trabajar con pacientes que tienen problemas de piel y ayudarlos a encontrar soluciones eficaces y seguras para sus necesidades. He estudiado en profundidad los productos y tratamientos y cómo pueden afectar a diferentes tipos de piel. Me siento altamente capacitada para ayudar a mis pacientes a encontrar los productos y rutinas adecuadas para sus problemas dermatológicos y trabajar con ellos para lograr los resultados deseados.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

He leído y acepto los términos de la política de privacidad.
Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre