Día mundial de la diabetes: conoce sus síntomas y cómo combatirla

En: comment Comentario: 0 favorite Vistas: 146

Este mes de noviembre además de concienciarse con el movimiento movember, debemos también hablar de la diabetes, ya que el pasado 14 de Noviembre se celebró el día Mundial de la Diabetes.

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo, y su prevalencia sigue en aumento. En España se estima que un 6% de la población con edades comprendidas entre los 15 y 64 años vive con diabetes.

Además de ser una carga para la salud individual, la diabetes también tiene un impacto significativo en los sistemas de atención médica y la economía en general.

Por todo esto, Hoy en Onlyfarma hablaremos sobre el Día Mundial de la Diabetes ya que es muy importante concienciar a la sociedad sobre la diabetes para promover la prevención, el diagnóstico temprano y la gestión efectiva de esta enfermedad.

¿Por qué surgió el día mundial de la diabetes?

El Día Mundial de la Diabetes (DMD) fue creado en 1991 por la FID y la Organización Mundial de la Salud en respuesta al aumento de la preocupación por la creciente amenaza para la salud que representa la diabetes. El Día Mundial de la Diabetes se convirtió en un Día oficial de las Naciones Unidas en 2006 con la aprobación de la Resolución 61/225 de las Naciones Unidas. Se celebra cada año el 14 de noviembre, aniversario del nacimiento de Sir Frederick Banting, quien descubrió la insulina junto con Charles Best en 1921.

Como hemos dicho anteriormente, celebrando este día se logra sensibilizar a la gente de todo el mundo con esta enfermedad por ello les recomendamos que visite este enlace para obtener más información acerca de cómo participar en este día, acceder a todos los recursos que están disponibles y conocer la diabetes en todo el mundo.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica, metabólica, que se caracteriza por niveles elevados de azúcar (glucosa) en sangre, asociada a una producción de insulina insuficiente o ausente, y/o al aumento de la resistencia del cuerpo a la insulina. La insulina es una hormona producida por el páncreas, al faltar insulina, el azúcar de la sangre no se metaboliza adecuadamente y esa situación con el tiempo puede dañar a otros órganos como el corazón, los vasos sanguíneos, riñones, ojos, nervios.

Tipos de diabetes

Existen tres tipos de diabetes que se resumen de la siguiente manera:

  • Diabetes tipo II: se manifiesta en adultos y se puede prevenir. Esta enfermedad está asociada a otros factores de riesgo que podemos modificar como son el exceso de peso, la falta de actividad física y las dietas hipercalóricas. Afortunadamente, si incorporamos estilos de vida saludables y evitamos esos factores de riesgo se puede disminuir el riesgo de este tipo de diabetes. Tras su diagnóstico, se puede controlar fácilmente modificando los estilos de vida y usando tratamientos farmacológicos si fuesen necesarios.
  • Diabetes tipo I: es menos frecuente que la tipo II y suele manifestarse en edades más tempranas. Es necesaria la insulina como tratamiento y muchas veces no está causada por el estilo de vida, puede deberse a causas genéticas.
  • Diabetes gestacional: esta enfermedad se presenta durante el embarazo y supone un mayor riesgo tanto para la madre como para el bebé. Afortunadamente, también puede prevenirse y controlarse modificando los estilos de vida pero a veces puede requerir el tratamiento con insulina. Si se ha padecido en embarazos anteriores es más probable que suceda en siguientes embarazos y además está asociada con un mayor riesgo de diabetes tipo II en el futuro.

Síntomas diabetes

La diabetes, una enfermedad crónica que afecta la forma en que el cuerpo maneja el azúcar en la sangre, puede pasar desapercibida durante mucho tiempo debido a síntomas sutiles o inexistentes en las etapas iniciales.

Por ello, es esencial estar informado sobre los síntomas más frecuentes que son:

  • Aumento de la sed sin causa conocida (polidipsia).
  • Orinar con frecuencia (poliuria): ya que el cuerpo se deshace del exceso de glucosa con la orina.
  • Aumento del Hambre: A pesar de comer más, las personas con diabetes pueden perder peso, ya que las células no pueden aprovechar la glucosa adecuadamente para obtener energía. La pérdida de peso suele ser síntoma de la diabetes tipo 1.
  • Fatiga extrema: La falta de energía es común en personas con diabetes debido a la incapacidad del cuerpo para utilizar eficientemente el azúcar.
  • Visión Borrosa: Las fluctuaciones en los niveles de glucosa pueden afectar los ojos, causando visión borrosa.
  • Heridas que Sanan Lentamente: Las heridas y cortaduras pueden tardar más tiempo en cicatrizar debido a la mala circulación sanguínea asociada con la diabetes.
  • Hormigueo, entumecimiento en las manos o pies: este síntoma es característico de la diabetes tipo 2.
  • Infecciones Frecuentes: La diabetes puede debilitar el sistema inmunológico, aumentando el riesgo de infecciones recurrentes.

El inicio de todos estos síntomas son distintos en pacientes de diabetes tipo 1 con respecto a pacientes de diabetes tipo 2, en estos últimos, los síntomas suelen aparecer de manera más gradual e incluso pasan a veces desapercibidos.

En algunos casos, algunos pacientes pueden tener casos de cetoacidosis diabética (CAD) antes de ser diagnosticados de diabetes tipo 1. La CAD ocurre cuando la glucosa (azúcar) en sangre es peligrosamente alta y el cuerpo no puede llevar nutrientes a las células debido a la ausencia de insulina. Por ello el organismo consigue energía a través de la grasa y los músculos, lo que provoca una acumulación de cetonas en la sangre y la orina. Los síntomas de la CAD incluyen un olor afrutado en el aliento, respiración pesada y dificultosa y vómitos. Si no se trata, la CAD puede provocar letargo, pérdida del conocimiento e incluso la muerte.

Complicaciones de la diabetes

Sabiendo todos estos síntomas debemos detectarlos con la mayor brevedad posible para poder iniciar el tratamiento cuanto antes y así evitar el riesgo de desarrollar complicaciones en la diabetes.

Algunas de las complicaciones de las diabetes más frecuentes son:

  • Enfermedad Cardiovascular: Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, como enfermedad coronaria e hipertensión.
  • Enfermedad Renal: La diabetes es una de las principales causas de enfermedad renal crónica, afectando la capacidad de los riñones para filtrar adecuadamente los desechos.
  • Problemas Oculares: La retinopatía diabética puede dañar los vasos sanguíneos de la retina, llevando a la pérdida de la visión.
  • Neuropatía: La diabetes puede dañar los nervios periféricos, causando entumecimiento, hormigueo y dolor en manos y pies.
  • Problemas de Piel: La diabetes puede causar afecciones cutáneas como infecciones fúngicas y bacterianas.
  • Problemas de salud bucodental: Es más común la aparición como la gengivitis y periodontitis.

complicaciones-diabetes

Factores de Riesgo de la diabetes

Existen múltiples factores de riesgo que asociados a hábitos de vida poco saludables pueden desencadenar en la enfermedad diabética:

  • Obesidad: El exceso de peso, especialmente en la zona abdominal, es un factor de riesgo importante para la diabetes tipo 2.
  • Historial Familiar: La predisposición genética puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes.
  • Estilo de Vida Sedentario: La falta de actividad física contribuye al riesgo de diabetes, ya que el ejercicio ayuda a controlar los niveles de glucosa.
  • Edad: El riesgo de diabetes aumenta con la edad, especialmente después de los 45 años.
  • Hipertensión: La presión arterial alta está vinculada a un mayor riesgo de diabetes y viceversa.
  • Síndrome Metabólico: Un conjunto de condiciones, que incluyen obesidad abdominal, niveles altos de glucosa en sangre, presión arterial alta y niveles bajos de colesterol HDL, aumenta el riesgo de diabetes.

Cómo prevenir la diabetes

La prevención de la diabetes implica adoptar un estilo de vida saludable que incluya hábitos nutricionales adecuados, actividad física regular y la gestión del estrés. Aquí tienes algunos consejos recomendados a toda la población para prevenir la diabetes:

  • Dieta Equilibrada: Opta por una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras. Limita la ingesta de alimentos procesados, grasas saturadas y azúcares añadidos.
  • Control del Peso: Mantén un peso saludable. La pérdida de peso, incluso moderada, puede reducir significativamente el riesgo de diabetes tipo 2.
  • Actividad Física Regular: Realiza al menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana. Esto puede incluir caminar, nadar, andar en bicicleta u otros ejercicios aeróbicos.
  • Evita el Sedentarismo: Reduce el tiempo que pasas sentado. Levántate y muévete cada hora, aunque sea solo durante unos minutos.
  • Controla la Presión Arterial y el Colesterol: Mantén una presión arterial y niveles de colesterol dentro de los rangos saludables.
  • Evita el Tabaco: Si fumas, busca ayuda para dejarlo. El tabaco aumenta el riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes.
  • Reduce todo lo posible el consumo de Alcohol: Si decides consumir alcohol, hazlo con moderación.
  • Manejo del Estrés: Practica técnicas de manejo del estrés, como la meditación, la respiración profunda o el yoga. El estrés puede afectar los niveles de glucosa en sangre.
  • Exámenes Médicos Regulares: Realiza chequeos médicos regulares para monitorear tu salud en general y detectar cualquier problema a tiempo.
  • Educación Continua: Mantente informado sobre la diabetes y participa en programas educativos. La comprensión de la enfermedad es fundamental para su gestión efectiva.

Si ya han sido diagnosticados de diabetes se recomienda además de los consejos anteriores algunos más que ayudarán a evitar complicaciones de su enfermedad:

  • Monitoreo Regular de la Glucosa: Controla tus niveles de glucosa según las indicaciones de tu médico. El autocontrol es una herramienta clave para la gestión efectiva de la diabetes.
  • Planificación de Comidas: Distribuye las comidas a lo largo del día y mantén una dieta equilibrada para evitar picos de glucosa. Consulta a un nutricionista para crear un plan alimenticio personalizado.
  • Ejercicio Regular: Combina ejercicios aeróbicos con entrenamiento de resistencia. El ejercicio ayuda a controlar los niveles de glucosa y mejora la sensibilidad a la insulina.
  • Medicación y Tratamiento: Toma los medicamentos según las indicaciones y sigue el plan de tratamiento recomendado por tu médico.
  • Monitoreo de la Presión Arterial y el Colesterol: Controla regularmente la presión arterial y los niveles de colesterol. La gestión integral de la salud cardiovascular es esencial para las personas con diabetes.

En conclusión, la concienciación sobre la diabetes no solo es una responsabilidad individual, sino también un imperativo social y global. La diabetes no solo afecta los niveles de azúcar en la sangre, sino que también puede afectar a la salud general. Reconocer los síntomas, comprender las complicaciones y abordar los factores de riesgo son pasos esenciales para la prevención, el diagnóstico temprano y la gestión efectiva de esta enfermedad que afecta a millones en todo el mundo.

Desde Onlyfarma esperamos que este artículo os haya sido útil, recordad que siempre estamos disponibles para resolver cualquier duda o pregunta acerca de la diabetes a través de nuestro whatsapp o teléfono, estaremos encantados de atenderte.

ESCRITO POR:

maría suárez farmacéutica

Licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid.

Colegiada número 21421 del Colegio Farmacéutico de Madrid.

SOBRE MI:

Licenciada en Farmacia desde Marzo 2014, desde el inicio de la carrera he sentido atracción por la atención farmacéutica y ofrecer un trato personalizado al paciente. Asisto regularmente a cursos y formaciones organizados por el COFM, CSIF y la plataforma Mi Farma Formación para estar al día en las últimas tendencias y avances.

Desde el año 2019 formo parte del equipo de Onlyfarma y puedes encontrarme atendiendo a nuestros pacientes en la oficina de farmacia en la Calle Campiña 12 de Madrid.

Estoy entusiasmada por poder ofrecer información y consejos en nuestro blog a pacientes que quieran alcanzar un estilo de vida más saludable, o simplemente conocer más sobre algún tema relacionado con la salud.

Además de mi formación general en farmacia, he desarrollado una especialización en dermofarmacia. Me encanta trabajar con pacientes que tienen problemas de piel y ayudarlos a encontrar soluciones eficaces y seguras para sus necesidades. He estudiado en profundidad los productos y tratamientos y cómo pueden afectar a diferentes tipos de piel. Me siento altamente capacitada para ayudar a mis pacientes a encontrar los productos y rutinas adecuadas para sus problemas dermatológicos y trabajar con ellos para lograr los resultados deseados.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

He leído y acepto los términos de la política de privacidad.
Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre